Su pedido
Berlin Tiergarten district in autumn with view of the city skyline

Un viaje en tren imprescindible en otoño: Dinamarca y Alemania 

Descubre los festivales de la cosecha y las hojas otoñales de Europa con un Global Pass de 7 días 

 

En esta ruta, disfrutarás de la belleza del otoño en Dinamarca utilizando las líneas de tren «Lokaltog» cerca de Copenhague, recientemente incluidas en la red del Pase Interrail. Descubre el Hillerød de la realeza y las localidades costeras de Gilleleje y Rørvig en tu viaje por el norte de Selandia y más allá. 

 

A continuación, viajarás hacia el sur pasando por Berlín, Leipzig, Múnich y Luisburgo, y disfrutarás de la emoción de la temporada de festivales de la cosecha de Alemania. Y tenemos una sorpresa: la Oktoberfest no es la única fiesta que vale la pena visitar si vas a Alemania en otoño.

 

Recorre Europa y llega un poco más allá con un Global Pass de 7 días

Itinerario de otoño por Alemania y Dinamarca

1. Copenhague (Dinamarca)

Nyhavn en Copenhague

Por qué vale la pena ir 

Además de sus numerosos restaurantes, tiendas y museos de primer nivel, esta capital encarna el espíritu del hygge, una palabra danesa que transmite la agradable sensación de calor que se anhela cuando llega el otoño y empieza a hacer más frío. 

 

Qué hacer:

  • Satisfaz tu gusto por el dulce asistiendo a una clase de repostería y aprendiendo el arte de la pastelería danesa de la mano de un chef. ¿La mejor parte? Podrás devorar todas tus creaciones. 
  • Explora la ciudad alquilando una bicicleta y recorriendo Harbour Circle, un carril bici de 13 kilómetros que te lleva desde los emblemáticos edificios de colores brillantes de Nyhavn hasta las modernas islas Christianshavn, conocidas por sus cafés, canales y restaurantes. 
  • Mézclate con los lugareños en Absalon, una antigua iglesia convertida en centro comunitario, donde puedes acabar cenando con casi 200 personas más. ¡Quédate después de la cena para disfrutar de actividades como un bingo musical, tenis de mesa o incluso linograbado!

Tren de Copenhague a Hillerød

Tiempo de viaje: 38 minutos, sin transbordos

 

2. Hillerød, Dinamarca

Por qué vale la pena ir 

Desde Copenhague, dirígete hacia el norte para conocer un trozo de la historia de Dinamarca en Hillerød, destino de vacaciones elegido por la realeza durante más de cuatro siglos. 

 

Qué hacer:

  • Pasa un día explorando el romántico castillo de Frederiksborg, el mayor castillo renacentista de los países nórdicos. Sus espléndidos interiores y sus jardines de ensueño te harán sentir como en un cuento de hadas.
  • Disfruta de más historia real en el paisaje de caza de Par Force, diseñado en su día para exhibir las proezas cinegéticas del rey. Hoy en día, el Parque de los Ciervos es el lugar perfecto para pasear tranquilamente después de un largo día de compras en el centro de Hillerød.
  • Si tienes ganas de aventuras, empieza el día haciendo senderismo o dando un paseo en bicicleta por Gribskov, uno de los bosques más grandes de Dinamarca, repleto de árboles gigantes y fauna variada. 
Castillo de Frederiksborg en Hillerød, Dinamarca

Tren de Hillerød a Gilleleje

Tiempo de viaje: 30 minutos, sin transbordos

 

3. Gilleleje, Dinamarca

El puerto de Gilleleje, en Dinamarca

Por qué vale la pena ir 

El puerto de Gilleleje, uno de los mayores puertos industriales del norte de Selandia, es un dinámico centro comercial y cultural. Es el lugar perfecto para disfrutar de un vino junto al mar y charlar con los lugareños. 

 

Qué hacer: 

  • Después de un paseo rápido por la playa Veststrand de Gilleleje, situada a pocos pasos de la estación de tren, descansa con una visita a Kulturhavn Gilleleje. Este espacio comunitario, que alberga una biblioteca, un restaurante, un área de exposiciones y mucho más, es un buen lugar para tomarse un café entre los residentes locales y experimentar la vida cotidiana de Gilleleje. 
  • ¡Visita el concurrido puerto de Gilleleje y prepárate para comer hasta reventar! Aparte de los numerosos restaurantes con mesas al aire libre, también puedes comprar marisco directamente en una pescadería para preparar una comida deliciosa.
  • Descubre el papel fundamental que desempeñó esta pequeña localidad portuaria al ayudar a 1300 refugiados judíos a escapar a Suecia durante la ocupación danesa por Alemania, en la exposición del museo Nordsjælland sobre la operación de rescate de octubre de 1943.

Tren de Gilleleje a Hundested Havn

Tiempo de viaje: 1 hora y 39 minutos, con 1 transbordo

 

Ferry de Hundested Havn a Rørvig

Tiempo de viaje: 30 minutos

Nota: el ferry no está incluido como parte del Pase

 

4. Rørvig, Dinamarca

Por qué vale la pena ir

Cruza el fiordo de Ise, un estrecho brazo de mar, para llegar a la ciudad costera de Rørvig: ¡vistas pintorescas garantizadas!

 

Qué hacer: 

  • Camina por la costa desde el puerto hasta el centro del casco antiguo para ver las numerosas casas de colores y comprar en las tiendas locales especializadas. 
  • Pasea por las amplias dunas de arena de la playa de Rørvig, formadas naturalmente hace muchos siglos. Mientras estés allí, no te pierdas la torre del socorrista de rayas rojas y blancas que una vez estuvo expuesta en el museo de arte moderno de Nueva York. 
  • ¿Te llaman la atención los pescadores de la ciudad? Ponte a pescar tú también en el arrecife de Korshage: allí pican las truchas de mar en primavera, verano y otoño.
Puesta de sol en el puerto de Rørvig, Dinamarca

Ferry de Rørvig a Hundested Havn

Tiempo de viaje: 30 minutos

Nota: el ferry no está incluido como parte del Pase
 

Tren de vuelta a Copenhague

Tiempo de viaje: 1 hora y 48 minutos, con 1 transbordo

 

Tren nocturno a Berlín

Tiempo de viaje: 9 horas y 58 minutos, con 1 transbordo

Nota: reservas de asientos obligatorias

 

5. Berlín, Alemania

Vista aérea de Berlín, Alemania

Por qué vale la pena ir

La gran ciudad de Berlín está plagada de naturaleza. Disfruta contemplando cómo cambian las hojas y respirando el fresco aire otoñal en un recorrido por los parques, cafés y mercados al aire libre de la capital alemana. 

 

Qué hacer:

  • ¿Necesitas una chaqueta nueva para abrigarte en tus viajes? Pasa el domingo por la tarde comprando ropa, libros y mucho más en los famosos mercadillos de Berlín. 
  • El otoño es la temporada de setas silvestres en Alemania, cuando los recolectores salen a los bosques del país para probar la abundancia de la temporada. Para participar de forma segura (hay que tener en cuenta que algunas setas son venenosas), únete a una visita guiada dirigida por un recolector experto. 
  • Relájate con una tradición dominical consagrada: disfrutar de «kaffee und kuchen» (café y pastel) en una acogedora cafetería berlinesa. Concierge Coffee, una cafetería especializada con establecimientos en Kreuzberg y Schöneber, es un lugar de moda ideal para empezar.

Tren de Berlín a Leipzig

Tiempo de viaje: 1 hora y 6 minutos, sin transbordos

 

6. Leipzig, Alemania 

Por qué vale la pena ir

A menos de 200 kilómetros de Berlín (y menos visitada que su vecina del norte), Leipzig ofrece a los viajeros una escena artística amplia y variada. 

 

Qué hacer:

  • La ruta de la música de Leipzig ofrece un recorrido único por la ciudad, que pasa por lugares como la Ópera de Leipzig y la iglesia de Santo Tomás, lugar de descanso eterno de Johann Sebastian Bach. 
  • El centro de arte Spinnerei, que en una época fue la hilandería de algodón más grande de Europa, ahora alberga más de 100 estudios de artistas. Apúntate a una visita guiada para echar un vistazo a los estudios abiertos. Quién sabe, quizás te lleves unas cuantas láminas para montar tu propia galería en casa. 
  • En este punto de tu viaje, es posible que necesites lavar la ropa. Por suerte, Leipzig tiene el lugar perfecto para ti: 360° WaschBar. En esta cafetería-lavandería, los viajeros pueden tomarse un café y charlar con otros clientes del WaschBar mientras lavan y secan su ropa. 
Monumento a Bach fuera de la iglesia de Santo Tomás en Leipzig, Alemania

Tren de Leipzig a Múnich

Tiempo de viaje: 3 horas y 29 minutos, sin transbordos

 

7. Múnich, Alemania

Hojas de otoño en el Jardín Inglés de Múnich

Por qué vale la pena ir

La Oktoberfest o «fiesta de la cerveza», el mundialmente famoso festival de otoño de Múnich, se celebrará del 16 de septiembre al 3 de octubre de 2023. Si estás en la ciudad durante la fiesta, tómate un tiempo para alejarte de los lugares típicos y disfrutar de una faceta distinta de la ciudad. 

 

Qué hacer:

  • Tras disfrutar de la Oktoberfest, huye de las multitudes con una visita al Jardín Inglés, el parque más grande de Múnich. Famoso por su tamaño, y por los surfistas que se enfrentan a las caprichosas olas del Eisbach dentro del parque, el Jardín Inglés es un lugar ideal para contemplar las hojas otoñales. 
  • ¿Tienes frío? Entra en calor en una de las saunas de Múnich. A los amantes de la historia y la arquitectura les encantará especialmente Müller's VolksBad, la primera piscina cubierta de Múnich, conservada con el estilo Art Nouveau. 
  • No te vayas de Múnich sin probar el pan de masa madre de Hofpfisterei, una cadena de panaderías con establecimientos repartidos por toda la ciudad. En una visita a Hofpfisterei, saborearás la historia: los orígenes de la panadería se remontan al siglo XIV.

Tren de Múnich a Luisburgo

Tiempo de viaje: 2 horas y 30 minutos, con 1 transbordo

 

8. Luisburgo, Alemania 

Por qué vale la pena ir

Muchas ciudades y pueblos pequeños de Alemania celebran sus propias versiones de la Oktoberfest, sin las multitudes de la megacelebración de Múnich. Pero en ningún otro lugar se celebra un festival de otoño como en Luisburgo, situado justo al norte de Stuttgart, en Baden-Wurtemberg. 

 

Qué hacer:

  • El Festival de la Calabaza de Luisburgo, considerada la «mayor exhibición de calabazas del mundo», se celebrará del 25 de agosto al 3 de diciembre de 2023. Los festejos incluyen un concurso de pesaje de calabazas, tallado de calabazas gigantes e incluso una «regata de calabazas», en la que los remeros utilizan calabazas huecas como canoas. 
  • Conocido como «el Versalles de Suabia», el palacio de Luisburgo ofrece a los viajeros una visión deslumbrante de la extravagancia y la historia barrocas, sin las grandes aglomeraciones de personas que acuden al destino francés. 
  • Las vistas del castillo continúan en Domäne Monrepos , pero, en este caso, podrás admirar la arquitectura rococó del castillo desde el agua. Desde mediados de marzo hasta mediados de octubre, los visitantes pueden alquilar barcos para explorar las aguas que rodean esta maravilla del siglo XVIII.
Vista del palacio de Monrepos en Luisburgo

¿Tienes ganas de viajar después de leer este itinerario?

Mantente al día con Interrail