Su pedido

Las mejores rutas de tren fuera de temporada para después de que termine el verano

Hugo van Vondelen

Product Specialist

Rachel Schnalzer

Senior Writer

Este verano, tal vez sueñes con nadar en el Adriático o hacer senderismo en un frondoso bosque báltico. O tal vez estés pensando en relajarte en los cafés de toda Europa, feliz con un capuchino y un buen libro. 

 

Tenemos buenas noticias: los placeres únicos del verano de Europa se prolongan hasta bien entrada la temporada baja. Esto significa que tienes tiempo de sobra para planificar unas vacaciones sin preocupaciones en septiembre, octubre o más allá, a menudo con colas más cortas en las atracciones y precios de alojamiento más bajos que los que normalmente encontrarías durante el calor del verano. 

 

Hicimos una lista de nuestras rutas de tren favoritas que te permitirán tomar sol y disfrutar de una o dos caminatas por la playa mucho después de que termine el verano. Simplemente elige tu Pase, haz las reservas de asiento necesarias y lleva un frasco de protector solar: la belleza de Europa fuera de temporada te espera. 

Vista aérea de Rijeka, Croacia, y el bosque y el mar circundantes

Viaje al Adriático

 

Villa Opicina – Rijeka  

 

Haz las maletas: hay una nueva ruta internacional para probar. Desde fines de abril circula un tren regional directo desde Villa Opicina en Italia hasta Rijeka en Croacia, atravesando el extremo suroeste de Eslovenia

 

El tren parte de Villa Opicina, una ciudad fronteriza de Italia y recorre ciudades eslovenas como Sežana y Divača, conocidas por sus cuevas y paisajes kársticos. Termina tu viaje cruzando la frontera en Rijeka, una pintoresca ciudad portuaria en la impresionante costa adriática de Croacia.

 

Nota: el tren directo funcionará hasta el 30 de septiembre de 2024; después de esta fecha, es posible hacer más o menos el mismo viaje con un cambio en Pivka, Eslovenia. 

Puerto de Mousehole en Penzance

Persigue el sol en Cornualles

Exeter – Penzance  

 

Puede que Inglaterra no parezca el lugar más obvio para disfrutar del calor fuera de temporada, pero Cornualles es una de las regiones más soleadas del Reino Unido y goza de un clima templado hasta bien entrado el otoño.

 

Desde Exeter, viaja hacia el suroeste en un tren directo de tres horas hasta Penzance, una elegante ciudad portuaria conocida por su vida artística, sus playas de arena suave y su escarpada costa. En el camino, no te pierdas las vistas del agua desde tu asiento de tren mientras pasas por Dawlish, una ciudad costera al sur de Exeter.

Antiguo anfiteatro en Lecce, Italia

El lado tranquilo de la costa italiana

Bari – Lecce

 

El tramo de la costa italiana desde Bari a Lecce puede no ser tan famoso como Cinque Terre o Amalfi, pero, si te fijas bien, encontrarás muchas playas vírgenes, espectaculares acantilados y ciudades antiguas para recorrer. Un tren regional directo lleva a los viajeros desde la costa de Bari hasta la encantadora Lecce, conocida por sus edificios barrocos y sus calles de piedra clara. Haz una parada durante tu viaje en tren para descubrir pueblos más pequeños y lugares para nadar.

 

Después de experimentar Lecce, tómate un tiempo para ver la Puglia. Aunque las líneas ferroviarias de la Puglia no forman parte de la red de Pases, vale la pena hacer un viaje adicional por las costas, las onduladas tierras de cultivo y las ciudades de la región.  

Playas y acantilados en Lagos, Portugal

Recorre la costa sur de Portugal

Lagos – Vila Real de Santo António

 

La costa sur de Portugal es un destino turístico de verano para viajeros de todo el mundo. Pero nuestra época favorita para visitarla es después de agosto, cuando las multitudes se dispersan pero las temperaturas se mantienen lo suficientemente cómodas como para nadar.

 

Después de disfrutar de un tiempo en la playa con las espectaculares formaciones rocosas de arenisca de Lagos como telón de fondo, cambia la arena por la ciudad con un viaje en tren de dos horas a Faro. Relájate en los cafés de las orillas y, una vez que hayas hecho todo el turismo que quieras, toma el tren hacia el este a lo largo de la costa. Tu viaje culmina en Vila Real de Santo António, un tranquilo pueblo de pescadores ideal para terminar tu viaje.

La playa de Banyuls Sur Mer, Francia

Baja el ritmo en las ciudades costeras

Perpiñán – Girona

 

Muchos viajeros optan por el tren de alta velocidad cuando cruzan de Francia a España. Pero, al hacerlo, se pierden una línea de ferrocarril muy pintoresca que se extiende a lo largo de la espectacular costa mediterránea y serpentea en las estribaciones de los Pirineos.

 

Empieza tu viaje en Perpiñán, una antigua ciudad en el sur de Francia con una fuerte identidad catalana. Luego, toma el tren hacia el sur y haz una parada en ciudades costeras como Collioure, Banyuls Sur Mer y Cerbere. Una vez cruzada la frontera con España, cambia de tren en Portbou y continúa hasta Girona. Relájate entre la arquitectura medieval de Girona y disfruta de esta joya de la Costa Brava española.  

Barco junto a una pradera en la isla de Usedom, Alemania

Descubre una isla agreste del Báltico

Greifswald – Świnoujście

 

Embárcate en una aventura por las islas desde Greifswald, en el norte de Alemania, hasta Świnoujście, en el extremo noroeste de Polonia.

 

Comienza en Greifswald, una ciudad universitaria con distintivos edificios góticos de ladrillo y un puerto histórico. Después de un transbordo en Züssow, toma el tren para cruzar la isla de Usedom, situada en el delta del Oder, que alberga alces, lobos, focas y muchas otras especies salvajes. Situada en la costa del Báltico, entre Alemania y Polonia, Usedom, y el delta en general, es un lugar mágico para caminar, avistar aves y pasar tiempo admirando el poder de la naturaleza.  

 

Termina tu aventura en Świnoujście, que cuenta con una amplia playa, un relajante paseo marítimo y el faro más alto del mar Báltico.

Atardecer en Cádiz, España

Una aventura andaluza  

Sevilla – Cádiz

 

Pasear por Sevilla es una experiencia para saborear, sobre todo después del verano, cuando las temperaturas bajan hasta los 24 y 25 grados centígrados. Con historia en cada esquina y una gastronomía deliciosa, es el lugar perfecto para comenzar una aventura con Eurail por el sur de España.

 

Desde Sevilla, toma el tren en un viaje de una hora hacia el sur hasta Jerez de la Frontera, una pequeña ciudad andaluza que alberga palacios, jardines notables y el monumental Alcázar de Jerez. Después de relajarte en Jerez de la Frontera, viaja en tren 35 minutos hasta la costa de Cádiz. Conocida como la ciudad más antigua de Europa occidental, Cádiz es un lugar para quedarse y apreciar todo el tiempo que puedas antes de que tu viaje te lleve de regreso a casa.

Mantente al día con Interrail