OFERTA DE PRIMAVERA: consigue un 15 % de descuento en los pases hasta el 5 de marzo. Compra en las rebajas ahora →

Días
D
Horas
h
Minutos
M
Segundos
s
Su pedido

 

 

¿Te encanta ir de compras cuando viajas? Aquí te explicamos cómo hacerlo de forma más sostenible

 

3 de noviembre de 2023

 

Unos vaqueros nuevos. Una bufanda a la moda. Una o dos camisetas. 

 

Una tarde de compras en un lugar nuevo puede ser como abrir un cofre del tesoro, ya que ofrece una fascinante visión de la cultura y el estilo locales. 

 

Al mismo tiempo, a muchos viajeros les preocupan los efectos negativos del consumismo sobre el medio ambiente y las comunidades de todo el mundo, desde el uso de pesticidas durante el proceso de producción del algodón hasta la presencia de microplásticos en los tejidos. 

 

La magnitud de los residuos de ropa que se acumulan, especialmente la que pasa rápido de moda, está bien documentada: según la Comisión Europea, cada año se desechan más de 5 millones de toneladas de ropa y calzado en la Unión Europea, lo que equivale a unos doce kilos por persona. 

 

«El problema de la moda fugaz es que... se producen prendas que se sabe que se van a tirar» en cuestión de meses o después de una temporada, afirma Roman Danko, director de Humana Zagreb, una cooperativa que lleva a cabo proyectos de reutilización y vende ropa, textiles y artículos para el hogar donados. «Es un sistema perfectamente ilógico». 

 

Afortunadamente, existen algunas formas sencillas (y divertidas) de comprar de forma más sostenible durante los viajes. A continuación, te damos algunos consejos.

Rachel Schnalzer

Senior Content Writer

Mercadillo

 

Opta por ropa y recuerdos de segunda mano o de fabricación local 

 

¿Quieres saber cómo hacer más apasionante la experiencia de compra en tus viajes? Busca negocios que abastezcan de productos locales y tiendas de segunda mano, como la tienda de Humana Zagreb en la zona de Dubrava, en Zagreb. 


Al comprar ropa y regalos en tiendas benéficas, das una segunda vida a los artículos que, de otro modo, podrían acabar en un vertedero. Y al comprar artículos de fabricación local, puedes llevarte a casa un trozo de tu destino, al mismo tiempo que apoyas a una empresa radicada directamente en el lugar que visitas. 

 

¿Otra forma enriquecedora de comprar mientras viajas? Danko señala que, en muchas ciudades europeas, hay mercadillos semanales donde tanto los residentes como los visitantes pueden adquirir ropa, libros, discos y otros objetos de segunda mano. 

 

¿Se te ha roto la cremallera? Busca un taller de arreglos de ropa

 

Desde suelas de zapatos desgastadas hasta cremalleras de mochilas dañadas, viajar puede ser duro para nuestra ropa y accesorios. La próxima vez que una de tus pertenencias se dañe en un viaje, considera la posibilidad de buscar un taller de arreglos en lugar de tirar el artículo y comprar otro. 

 

«En nuestra familia, tratamos de arreglar y reparar todo lo que podemos», afirma Danko. 

 

Recurrir a un zapatero, un sastre o un experto en reparaciones local durante tus viajes puede ser una situación beneficiosa para todos. Esta solución ayuda a los viajeros a reducir su huella ecológica y les permite apoyar la economía local de su destino. 

 

En el futuro, la ropa puede ser aún más fácil de arreglar. La Unión Europea está trabajando en nuevos requisitos de diseño de los productos textiles para que duren más y se puedan reciclar y arreglar más fácilmente.  

 

Dona ropa

 

A algunos viajeros, sobre todo a los que les gusta ir de compras y llevan varias semanas de viaje, les cuesta meter toda la ropa y las nuevas compras en las maletas cuando van a volver a casa. 

 

Si estás pensando en la posibilidad de deshacerte de algo de ropa en tus viajes, dedica un tiempo a investigar si hay centros de recogida de ropa o contenedores de donación que puedas usar para dar una segunda vida a tus prendas. Según la Comisión Europea, menos del 25 % de los residuos textiles posconsumo se separan para su reciclaje o reutilización. El resto suele enviarse a un vertedero o incinerarse. 

 

Humana Zagreb ha distribuido contenedores llamados «t-box», diseñados para recoger las donaciones de ropa. Humana Zagreb recoge anualmente 150 toneladas de ropa y textiles, lo que supone una reducción de aproximadamente 2000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

 

 

A la derecha, la tienda de Humana Zagreb. A la izquierda, bolsas de ropa donada recogidas por Humana Zagreb. (Crédito: Humana Zagreb)

A la derecha, la tienda de Humana Zagreb. A la izquierda, bolsas de ropa donada recogidas por Humana Zagreb. (Crédito: Humana Zagreb)

 

Comparte lo esencial con tus amigos y compañeros de viaje

 

Un consejo más: si vas a viajar durante una semana o más tiempo, es probable que tengas que abastecerte de champú, jabón y otros artículos esenciales. 

 

En lugar de meter en la maleta un bote de champú de tamaño viaje, el Portal de la Juventud de la Unión Europea recomienda comprar un bote grande para compartir con los compañeros de viaje. 

 

En el portal sugieren que si viajas con un grupo de amigos, consideres la posibilidad de compartir un bote grande de champú, loción corporal, gel de ducha, etc. Cada persona puede llevar uno de los artículos. Un bote grande genera menos residuos de plástico que varios pequeños.  

Mantente al día con Interrail