Tren diurno y nocturno Thello

Con el tren nocturno Thello puedes quedarte dormido en París y despertarte bien descansado para ver cómo flotan las góndolas en los canales de Venecia. En 10 horas el Thello te llevará de París a Milán y tan sólo 3,5 horas más tarde podrás degustar un "gelato" italiano en la famosa plaza de San Marcos de Venecia.

Thello también opera como tren diurno, conectando Marsella y Niza con Génova y Milán.